domingo, 21 de septiembre de 2014

Honor a quien honor merece: Amelie

"Bien, mi pequeña Amelie, su corazón no es de cristal como mis huesos. Usted puede aguantar con todos los golpes que da la vida. Pero si usted deja que esta oportunidad pase, su corazón eventualmente se irá secando y se hará tan seco y fragíl como mi esqueleto. Así que no deje que pase, por favor; vaya tras de él...."



Si bien desde que tengo uso de memoria una de mis grandes pasiones y algo que en verdad disfruto y amo hacer es ir al cine, ver películas en mi casa, solo o acompañado; de día o de noche (que es de la forma en que más disfruto hacerlo como a la hora de que el amor me haga como decía Julio Cortázar, ya que sin luz te encierra en una atmósfera y te hace parte de la fantasía) Y es que creo que esta pasión así como mi amor por la música se la debo a mi padre, ya que por años a vivido en Estados Unidos y cada diciembre que venía nuevamente a México cuando era niño llegaba con montones de película en el antiguo y entrañable formato VHS (de las cuales aún conservo muchas en mi casa en Durango) y me llenaban de magia y me iluminaban la vista como pocas cosas me la han llenado como los libros o algunos viajes de esos que no se planean a un lugar que ni siquiera tenia entendimiento que pudieran existir (como cuando mi tío Lupe que también vive en E.U. vino a México de vacaciones cuando tenía alrededor de 10 o 11 años y nos llevó a visitar a un viejo maestro que tenia en la primaria fuera de la ciudad y muy cerca de la sierra y vimos aquel acantilado en el cual solo se podía bajar con un mecanismo de polea como en la antigua Mesopotámia. Pero creo que ya me estoy saliendo del tema).
*Si son nuevos leyendo mis notas y nunca han leído las notas de mi Facebook personal deberán de saber que lo encerrado entre paréntesis son mas reflexiones internas mías, así que si las quieren omitir no cambiaran o se perderán mucho del tema principal.
Se podría decir que mi entendimiento y mi amor y mi manera de ver el cine tiene un antes y un después desde que vi este maravilloso filme realizado por Jean-Pierre Jeunet (y notese que utilice la palabra "filme" y no "película" porque esta es una obra de arte de esas que no tiene comparación, ya que esta película es única en su genero). Y es que aunque amo esta película si tengo en gran recelo y resentimiento con ella ya que creo que soy el único hombre en la faz de la Tierra además de su creador que la considera su película favorita. Y si así es, está película es mi película favorita, y muchos de ustedes se preguntarán: ¿Qué tiene esta película que haga que este tipo la considere como su película favorita que no tenga "Twilight"? Pues bueno, ahora se los digo:
Básicamente tiene todo, aunque en apariencia parezca una simple y cotidiana Comedia-Romántica más no lo es. Para empezar y creo que esto lo dice todo, es una película FRANCESA, que ya desde hay tiene una ganancia. Ya que no está de más decir, pero tampoco es un secreto el amor que siento por este país y esta cultura y sobre todo este cine. Tiene si comedia, romance, misterio, fantasía, dolor, maldad ( :) )  intriga aunque muy bien disfrazada. He de confesarles que en un principio esta era la nota o el tema con el que iba a empezar mi blog, pero considere que el tema de lo que me hizo empezar a escribir era prioritario, y ya después los otros fueron conforme a los hechos que se fueron suscitando, como el aniversario del natalicio de Julio Cortázar y de Ingrid Bergman, así como la muerte de Gustavo Ceratí; pero otra vez, ya me estoy saliendo del tema. El tema central es una chica solitaria de 23 años (justo la edad en la que veo por primera vez está película, de hecho fue mi regalo junto con "La Vida es Bella" y "El Niño con Pijama de Rayas") que tiene una relación un tanto distanciada de su padre, y por esta misma condición de ser una chica solitaria se refugia en la fantasia sin enfrentarse a la realidad más que la que vive en su trabajo y sus vecinos, entonces conoce a un chico en una caseta fotográfica que también es un chico con estos peculiares gustos y manías. Entonces empieza el juego de misterio entre el uno y el otro con tal de conocerse y encontrarse, gracias a un peculiar álbum fotográfico familiar y un fantasma de zapatillas guindas que resulta ser un arreglista o reparador que hace posible esta historia de amor. Sabiendo ya desde siempre que son el uno para el otro. Desde la peculiar y famosa cafetería en la que trabaja ella con la patrona coja Suzanne eterna enemiga de la carne de caballo (no por la indigestión sino por los recuerdos, como la maravillosa reseña de, la verdad no recuerdo de quien es ni que decía la reseña) y que conoce la receta del amor verdadero, ella siempre platica con un escritor fracasado y quebrado llamado Hipolito. (con sus frases maravillosas) La hipocondríaca de Georgette que atiende el estante de los cigarros y la camarera llamada Gina con su exnovio acosador Joseph que termina acosando a la hipocondríaca. las estaciones de tren y las calles parisínas que son un sueño sea la película que sea. También está el "hombre cristal" Dufayel, un hombre solitario con una rara enfermedad que está obsesionado con el cuadro de Renoir y que visualiza perfectamente a Amelie aún sin conocerla dentro del cuadro, la verdad los diálogos entre ellos dos son maravillosos, algo así como el viejo espía y la muchacha que descubre su secreto al salvar a el perro de él que primero atropello (en la película "Tres Colores: Rojo" de Krzystof Kieslowsky) de los cuales no les revelaré muchos detalles para los que aun no la han visto en verdad la vean. También está Collignon, el tendero que maltrata al pobre Lucien, su ayudante por el cual Amelie siente un gran afecto solo por el hecho de tratar a las frutas y verduras como "conejitos" y al cual Collingnon acusa de lento y tonto, la cual para ser honesto si lo es. Amelie reinventa el termino venganza de una manera muy peculiar y divertida para todos nosotros. Y Magdalena, la vecina con la voz pasmada y desesperante que vive aún enamorada de su marido que se fugó con la secretaria y murió en Sudamérica con la cual Amelie como siempre al rescate de la humanidad le da un final de época a su historia de amor. (eso sin contar la historia de Breotodeou, esa también se las dejo para que la vean ustedes) Pero aparte de toda la magia y toda la trama y toda la historia que maneja este maravilloso filme, lo que hace que me haya enamorado de esta película en particular (además de Audrey Tautou) es está escena:

Y es que pocas, yo más bien diría ninguna película o escena me ha hecho sentir tantos sentimientos en verdad que está escena, al grado de hacerme llorar, y es que el ver como mientras Amelie después de hacer que Nino descubriera todo el secreto del fantasma de zapatillas guindas donde lo había citado para por fin conocerse, y al Amelie no tener el valor de hacerlo y arrepentirse para seguir viviendo en la fantasía y no arriesgarse a ser feliz de verdad, se va al café y se entera por Joseph que había hecho salir corriendo a Georgette del café como loca y después pelearse con Hipolito, que Nino se había ido Gina. Al llegar a su casa para hacer "su famoso pastel de ciruelas" y darse cuenta que no tiene levadura, empieza a imaginarse que Nino va a la tienda de Collingnon a comprarle levadura y Lucien es el patrón y Collingnon obedece. Entonces imagina como va subiendo por las escaleras mientras ella sonríe con esa sonrisa que en verdad te enamora y es imposible no sonreír con ella, imagina como entra al apartamento y cuando el mueve la cortina en la fantasía, también se mueve en la realidad, entonces; en ese momento Amelie voltea esperando que la fantasía se convirtiera en la realidad, pero al darse cuenta que solo era el gato (del cual hablaré más adelante) se da cuenta que vivir en la fantasía jamás la hará completamente feliz y que necesita vivir en la realidad, y entonces en ese momento empieza a llorar como solo una mujer en verdad enamorada lo haría, y tu también lloras. He de confesarles, y para mi esta es la más poderosa razón de creer que el cine es la forma de arte más grande y poderosa que tenemos; jamás en la vida, en los 25 años que tengo de ser participe, protagonista, espectador, y en algunas veces hasta guionista en algunas historias de amor de amigos míos, jamás he visto un llanto tan lleno de emociones como este. entonces en ese momento cuando la película es perfecta y ya te valió los 100 pesos que pagaste por ella (si no fuiste de los afortunados de verla en el cine como yo en el lejano año 2001) tocan la puerta, entonces Amelie al acercarse escucha su voz, la de Nino que la llama a la puerta. Ella acerca su oreja para escuchar bien y creer y sentir que no es una fantasía más, Nino hace lo mismo, también se acerca al mismo tiempo pero desde el otro extremo, desde afuera teniendo la ilusión pero también sabiendo que Amelie está ahí adentro encerrada como en "Breakfast at Tifanny" en su propia jaula. Entonces Nino se va y le deja una nota donde escribe que volverá, entonces Amelie se acerca a la ventana para mirar hacia afuera para ver como se aleja de ella una vez más la realidad a la que huye y entonces suena el teléfono esperando que fuera él, al buscarlo en ese hermoso sofá con tapiz rojo y esa bien desacomodada pila de almohadas encuentra el teléfono, contesta y es Dufayel y le dice que entre en la habitación y cuelga, Amelie entra y prende la televisión, entonces enciende la videocasetera y Dufayel le dice el mensaje que está al inicio de la nota. Entonces Amelie sale corriendo a la ventana cuando ve que Nino no está más intenta salir, pero cuando abré la puerta Nino ahí está, entonces  cuando el está a punto de hablar (como me encanta describir está escena) ella lo calla, lo jala hacia adentro de la habitación como en verdad jalaría una mujer enamorada y no como lo hacen esas malas actrices hollywoodenses y cierra la puerta. Entonces ella empieza a besarlo, el beso es una maravilla, una pieza de arte intocable, ningún beso en la historia del cine iguala a este, quizá los haya mejores pero este como la película es único en la historia; primero en los labios, después en el cuello y al final en los ojos y después hace que Nino haga lo mismo para cerrar el contrato, todo esto mientras el gato es fiel testigo (los gatos siempre han sido excelentes contadores de historias) y entonces con el evidente nerviosismo de los dos, otra cosa que se siente bien real. Y entonces caso contrario a lo que dice el cliente del dos molinos que le propone matrimonio a Suzanne, Nino duerme en el hombro de Amelie y ambos terminan siendo felices.
Así que ya saben porque esta película es mi Talón de Aquíles, es mi Rayuela pero en el cine. Aunque claro que que mejor que ustedes la vean y se desentiendan, a lo mejor no la narré tan bien pero ustedes al verla realmente les guste, o quizá les gustó como la narré, pero al verla la quiten y la tiren y vuelvan a ver a Twilight. Así que, solo diré para terminar, honor a quien honor merece.

°Algunos puntos que no mencionó pero que si sería bien importante tomar atención y ver serían:

*La narración del principio es extraordinaria
*La primera venganza de Amelie
*Los gustos del gato
*La historia de Breotodeou y el trágico día.
*Las cartas de Magdalena.
*La canción del metro pidiéndole a Amelie que viva cuando conoce a Nino.
*El mutuo espionaje entre dos viejos amigos.
*La segunda vez que conoce a Nino y como su corazón estalla.
*Como dice "Merci" Amelie (La mujer que más hermoso agradece en todo el mundo)
*Los videos que Amelie graba para Dufayel.
*Las pláticas entre Amelie y Dufayel sobre el cuadro de Renoir y la chica que no se deja pintar. (que Amelie aunque no quiere aceptarlo sabe que se trata de ella)
*Como las fotos y los amigos imaginarios saben que Amelie y Nino están enamorados.
*La historia del niño y la bicicleta
*Sus charlas con la televisión
*La narración del final mientras Amelie y Nino van montados en la moto.
*El resplandor del ciego (lo cual nunca entendí, por si alguien pudiera ayudarme en eso, así como también si quieren que hablé sobre alguna película también pueden hacerlo)




                         







Si Amelie decide vivir en un sueño, y seguir siendo una mujer joven introvertida, ella tiene el derecho absoluto a estropear su vida
Allá en el lejano y cercano (y entrañable) 2012

No hay comentarios.:

Publicar un comentario