miércoles, 12 de abril de 2017


Hoy quiero recomendarles y hablarles de una película por la cual no les voy a negar la fascinación que despertó en mi. En primer lugar me imagino lo que ha de haber sentido y lo maravillada que salió toda esa gente por allá del año 2000 al verla en el cine, (o 2003 que según por lo que me dijeron llegó mas o menos a México, cuando las películas aun se proyectaban en 35mm) y segunda, que les digo; no se los voy a ocultar y seguro ustedes deben de saber que soy un fanático del cine de romance, nada mas hay que echarle una ojeada a mis películas favoritas: Amelie, Lost In Traslation, Casablanca, Annie Hall, la trilogía Before, When Harry Met Sally, y les aseguro que esta ya se unió a la lista.

Quizá comentarles un par de cosas mas, la primera es que esta entrada sera muy breve, al final les daré bien el motivo pero en términos generales es porque no quiero darles de inicio muchos detalles de la trama, quiero que esta película la descubran, la disfruten, se sumerjan en ella como yo lo hice, que se maravillen con cada cuadro que verán sin arruinarles nada al contárselo, así como yo la disfrute sin antes haber leído nada de ella, (mi razón para verla fue porque la imagen que les comparto acá la vi como imagen principal de una publicación de la página Taste Of Cinema (por cierto dentro de poco les compartiré un listado de mis sitios web favoritos para leer de cine, y no, ninguno es cinemania o tomatazos) de la lista según ellos de las mejores treinta películas románticas de todos los tiempos, (en el listado también venia la maravillosa y también por demás recomendable La Notte de Antonioni y Notti Bianche de Visconti) y la segunda, quizá esta no les interese tanto, pero tengo que dejarles algo personal en cada cosa que escribo, y es que hace mucho no escribía una reseña de cine en papel, y esta la he escrito así. Sin hacérselas mas larga, la película de la que les hablare es Deseando Amar.

Dirigida por el magistral director honkonés Wong Kar-Wai, es sin duda una de las películas mas románticas que he visto, pero de ese romanticismo que se da sugestivamente, porque los protagonistas apenas y se tocan, y llevada la trama de una manera tan poco convencional. La única y original manera de contar historias del maestro Kar-Wai ya la había conocido en The Grandmaster y Noches Purpura, películas que también me gustaron mucho (la última mas que nada por Norah Jones que por otra cosa) pero Deseando Amar sin lugar a dudas es de mucho mas valor, y te lleva a un lugar que las otras dos no logran.

Para empezar es hablada en el idioma del señor Kar-Wai. Y es que sin darles detalles, solo les puedo decir que todo en esta película, la estética, los colores, el diseño de producción, las escenas, los diálogos, la falta de ellos, los movimientos de la cámara, la fotografía que por momentos nos hace creer que efectivamente estamos viendo una película mas vieja, se nota que Kar-Wai sabia lo que quería decir con esta película, se nota el amor que le impregno a su guion, y por sobre todas las cosas se nota el amor que contagió a la gente que trabajó con él en este proyecto. Vestuario, actores, iluminadores; todo, todo en esta película es hermoso, la música es preciosa (de las cosas que mas me gustaron, y es mucho decir, y si la ven se darán cuenta porque) con decirles que hasta quede mas que fascinado y enamorado de los vestidos de Su Lizhen. (Que para que yo diga que me enamoré de los vestidos de una mujer en una película, si es cosa grave) La película tiene ese actor secundario que todo escritor quiere en su libro, ese que se roba los capítulos en los que aparece. (Como en La Sombra del Viento es Fermin Romero de Torres, que por cierto ya estoy escribiendo sobre este libro desde hace unas semanas, pero me cuesta mucho darle el retoque final)

Es una película plagada de amor y poesía, de esa poesía de la que se ve, de la que se escucha, de la que se canta, de la que te hace ver las cosas en cámara lenta, de la que hace que en segundos pasen días, de la que te hace llorar, de la que se da en una habitación de hotel, de la que se comparte, de la que nace mientras escribes, de la que cae mientras llueve de noche a cantaros. En serio, por lo general suelo exagerar e idealizar mucho en películas que a veces no valen tanto la pena, pero si lo hago es porque son especiales para mi, pero esta película es una joya. Si son de los que disfrutan las películas despacito, con muchos silencios, películas de amor que no acaban con el "y vivieron felices por siempre", esta película es para ustedes.

Para finalizar les comento el hecho de porque no les quise dar muchos detalles, acá les daré unos cuantos, la película se desarrolla en la década de los sesenta, los protagonistas son Chow y Su Lizhen, y aunque Chow es el protagonista, Su Lizhen es la parte mas importante de las dos películas, porque esta película tiene continuación, y aquí es donde llegamos a la parte que quería llegar.

2046 es la continuación de esta película (si es que así se le puede llamar, y es que aunque si es su continuación, no lleva una linea argumental muy bien definida, digamos que se entrelazan junto con Days of Being Wild, que seria la película que completa la trilogía, porque si, es una trilogía que lleva en desarrollarse 14 años, pero de la primera no hablare porque aun no la he visto) y aunque también me gusto mucho, me quedo con Deseando Amar, por su simpleza, por su intimidad, porque es mas poética, porque hay menos personajes, porque hay mas amor, en cambio 2046 es mas sexual, mas fuerte, es mas compleja, hay mas personajes. Ahora, que cual es mejor de las dos; de eso les hablaré la próxima semana.




3 comentarios:

  1. La primera vez que me hablan de ella/s. Me la/s anoto con sorpresa e intriga
    Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero no defraudarte Frodo, a mi me han dejado maravillado.

      Abrazo de regreso al sur.

      Eliminar
  2. La recuerdo vagamente... Por supuesto que no la vi, voy a hacerlo claro... Dame tiempo nomás 👌😉

    ResponderEliminar